El "felices fiestas" es un deseo, no una orden.


 Participá en Sincronicidad Consciente a través de Facebook, ingresá a https://www.facebook.com/SincronicidadConsciente

festejo fiesta fiestas año nuevo

“¡Que tengas felices fiestas!” es la expresión de un deseo. Pero en algún lugar… y en algún momento… el deseo se convirtió en un mandato que hay que cumplir de una forma específica y a raja tablas. 


El que las fiestas sean felices resulta ser, para muchos, un ideal inalcanzable que  contrasta con la realidad de todos los días. 
Estas fechas nos ponen cara a cara con lo que “debería ser” en contra posición con lo que es; y cuanto mas grande es la brecha entre lo uno y lo otro, mayor es el riesgo de reaccionar con frustración, tristeza, angustia, nostalgia o culpa.


El ideal de “felices fiestas” no es dañino en sí mismo; puede ser funcional o disfuncional.
Es funcional en tanto, a modo de utopia, señala un horizonte y moviliza a caminar de múltiples formas hacía esa dirección. Para que cumpla su función es mejor asegurarnos que el ideal o utopía responda a nuestro propio deseo (no al de los otros) y que podamos ir accediendo concretamente a los medios que momento a momento nos posibiliten acercarnos a lo que deseamos.
Es disfuncional cuando esta forjado con el deseo de los otros (no del propio), cuando  eclipsa y tapa todo lo que se tiene, cuando queda circunscripto a una forma única de lograrlo  y cuando resulta tan lejano e inalcanzable que frustra y paraliza.

Algunas cosas a tener en cuenta para que el “¡Que tengas felices fiestas!” deje de ser una orden y vuelva a ser un deseo: 

  • Que la forma en la que elegimos pasarla esté en la dirección de lo que deseamos. 
  • Que sepamos que estamos haciendo lo mejor que podemos, en las circunstancias y con las herramientas que disponemos.
  • Que valoremos lo que sí tenemos, ya que muy seguramente nos lamentaremos si mañana nos faltara. Además, porque mucho de lo que hoy hay a nuestro alrededor es el resultado de deseos pasados que supimos realizar. 
  • Que con entusiasmo y esperanza estemos abiertos a encontrar los recursos que necesitamos para transformar nuestras circunstancias y para que logremos ser más certeros en la realización de nuestros anhelos. 
  • Que disfrutemos y celebremos cada avance… cada logro cotidiano, por mínimo que sea. Porque como ya escribió lucidamente Eduardo Galeano “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.”
Juan Antonio Currado

3 comentarios:

  1. Me ha ayudado a dar un paso, gracias.
    Feliz año nuevo con deseos funcionales !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno Miguel saber que te ayudo el este artículo! Te DESEO un muy buen año!

      Eliminar
  2. Me gusta la imagen y su opinión. Es diferente y ayuda a reflexionar.
    EL DESEO de un FELIZ AÑO y mi descubrimiento a esta página. Lis

    ResponderEliminar

Tus comentarios son bienvenidos en Sincronicidad Consciente.