Encontrar dentro lo que buscamos fuera.


 Participá en Sincronicidad Consciente a través de Facebook, ingresá a https://www.facebook.com/SincronicidadConsciente

introspeccion, individuacion, manantial interior

Todo con lo que nos relacionamos funciona como si se tratara de una “tecla” o “foco” que nos facilita activar o iluminar el enorme potencial que tenemos dentro.
Los otros, el ambiente, las circunstancias… siempre son oportunidades para que conozcamos vivencialmente el universo de posibilidades que disponemos. 
Por ejemplo, cuando amamos a alguien… esa persona nos está facilitando el tomar consciencia de la capacidad que tenemos para sentir amor. Y esa capacidad reside en nosotros, independientemente del otro.

En psicología evolutiva esta visto que los niños, en los primeros meses de vida, tienen una dependencia simbiótica con el entorno; son incapaces de distinguir el adentro del afuera. Así es que desde la más temprana edad se inicia el proceso de individuación, el cual consiste en la progresiva diferenciación del sí-mismo y del otro. Pienso que los adultos seguimos realizando ese proceso, aunque en fases más evolucionadas. Aún se sigue percibiendo la “tecla” o el “foco” fusionados con lo que activa o ilumina; se cree que es imposible experimentar amor, alegría, coraje o la emoción que sea… sin la presencia de alguien o de algo externo. Se piensa que lo interno depende de lo externo como si uno fuese una continuidad del otro, se busca fuera lo que está dentro y así se establecen relaciones de dependencia o adictivas.


Como en toda dependencia o adicción, lo que daña no suele estar en el resultado que se busca lograr sino en la forma y el medio a través del que se lo quiere conseguir. El problema radica en que se desconoce como obtener lo buscado de una manera saludable. 
Volviendo al ejemplo: El problema no está en que se busque experimentar amor, el problema aparece al no saber conectar con la fuente interior de amor, en creer que sólo se experimentará amor con tal persona y en pensar que el otro es el portador del amor a su vida. 

Para dejar de buscar afuera lo que se tiene dentro es necesario avanzar en el proceso de individuación, aprehender a diferenciar la “tecla” o el “foco” externo de aquello que activa o ilumina dentro. 
Todos, en mayor o menor medida, tuvimos en nuestra historia alguien o algo que nos facilitó acceder y experimentar nuestra innata capacidad de vivenciar de amor, alegría, coraje, serenidad, etc. Podemos evocar ésas vivencias interiores, experimentarlas independientemente del estímulo exterior y anclar allí nuestra consciencia. Al estar más prácticos en esta tarea, menos dependeremos de los otros y seremos más autónomos. 

Esto no significa que debamos prescindir de las demás personas, ni que tengamos que ensimismarnos en un encierro estéril. Nada de eso. 
Reconocer que el calidoscopio de múltiples vivencias está en nosotros mismos, que el generador de lo que necesitamos está en nuestro interior… nos hará estar en mejores condiciones para relacionarnos sin apegos, para elegir con quienes compartirnos y para facilitarnos unos a otros una conexión más plena con la verdadera fuente.

Juan Antonio Currado

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos en Sincronicidad Consciente.